Sitio web patrocinado por:   

social

El rechazo activa la corteza cingulada anterior y... duele!

Os dejamos un artículo de opinión de El País con su evidencia científica sobre por qué duele tanto el rechazo. El dolor enmascara ese sentimiento homeostático de pertenencia, ¿no?

http://elpais.com/elpais/2016/11/25/ciencia/1480077234_802082.html

Suscribirse a RSS - social

© Copyright by AEPNIc 2018. Todos los derechos reservados | Política de privacidad | Aviso legal